Categorías

Entradas anteriores

Etiquetas

Ejemplares en la Biblioteca Central de Libros impresos en Córdoba: 1588 1800

Posteado el: noviembre 26th, 2020, por admin

Fruto de un largo trabajo de recopilación y sistematización realizado en nuestros fondos, al que dimos comienzo durante el confinamiento de esta pasada primavera, hemos elaborado este estudio sobre las publicaciones impresas en la ciudad de Córdoba hasta el año 1800 que posee la Red Municipal de Bibliotecas de Córdoba.

En esta Tipobibliografía (se denomina tipobibliografía al estudio sobre las publicaciones habidas en un determinado ámbito geográfico) se presenta prácticamente la totalidad de los documentos impresos en Córdoba entre el año 1588 y el 1800, destacando como aportación, los que no están recogidos en la famosa obra de Jose María Valdenebro y Cisneros “La imprenta en Córdoba : ensayo bibliográfico”, Madrid, Sucesores de Rivadeneyra, 1900, que han sido descritos con especial detalle.

Hemos de decir que la imprenta cordobesa se caracteriza:

  • por su tardía aparición en el panorama nacional, ya que el primer libro impreso data de 1556;

  • por el predominio de una producción de ámbito local;

  • por el pequeño volumen de publicaciones;

  • y por una inclinación hacia publicaciones menores desde principios del siglo XVIII, como forma de subsistencia de los talleres de la ciudad.

Se han catalogado en la Biblioteca Central un total de 108 registros de obras impresas entre 1588 y 1800. Prácticamente están representados casi todos los impresores que desarrollaron su actividad en la ciudad de Córdoba, aunque son escasas las obras más antiguas y más numerosas las más cercanas en el tiempo. Por otra parte, las obras del siglo XVII tienen un interés más amplio y mayor extensión, pero paulatinamente la imprenta cordobesa irá editando sólo libros de interés meramente local y obras menores, sobre todo pliegos de cordel de tipo poético para abastecer a un público nacional.

De esta colección, 27 obras suponen una aportación al estudio de Valdenebro, ya que no se recogieron en dicho libro. Estos ejemplares aparecen destacados y se les ha añadido una descripción de todos los elementos que componen el texto. Algunos son piezas únicas o muy raras, de difícil localización en otras bibliotecas. Un porcentaje muy alto cuenta con su digitalización, por lo que puede ser fácilmente consultado. Muchos son publicaciones menores que con el paso del tiempo se encuadernaron formando facticios (volúmenes que reúnen varias obras encuadernadas conjuntamente), que fueron guillotinados para homogeneizar el tamaño del volumen, por lo que en algunos casos se han perdido algunas signaturas.

Estamos seguros de que esta herramienta va a ser muy útil para los investigadores y aficionados a lo relacionado con el mundo de los libros y la imprenta cordobesa.

Esta obra puede ser leída y/o descargada desde nuestra Biblioteca Digital. Si desconocéis vuestro usuario y contraseña, poneos en contacto con la biblioteca.

El trabajo ha sido obra de nuestra compañera Mª Dolores López-Mézquita.

Francisco Brines, nuevo Premio Cervantes

Posteado el: noviembre 19th, 2020, por admin

El poeta Francisco Brines (Oliva, Valencia, 1932) ha sido galardonado este pasado martes con el Premio Cervantes 2020.

Según la nota publicada por el Ministerio de Cultura, el jurado ha destacado:

su obra poética que va de lo carnal y lo puramente humano a lo metafísico, lo espiritual, hacia una aspiración de belleza e inmortalidad. Es el poeta intimista de la generación del 50 que más ha ahondado en la experiencia del ser humano individual frente a la memoria, el paso del tiempo y la exaltación vital”.

Rescatamos aquí unas palabras del propio Brines en la introducción a su antología poética publicada por Cátedra, Letras Hispánicas, en 1984, y por él mismo titulada “Selección propia“:

“Hay muchas maneras de situarse el poeta ante la poesía, y pienso que, en mi caso, mucho tiene que ver la mía con lo que ante ella experimenté en mis años adolescentes. Mis primeros poemas, a pesar de su exagerada mediocridad, me depararon una experiencia mágica; supongo que entonces sólo comparable al uso sexual del cuerpo, si el hallazgo de un tan refinado placer hubiera conllevado la creación de una criatura deseada. Pero esta última experiencia no fue vivida por mí. Así que, situado el muchacho ante el papel en blanco, fluía, como un prodigio, el acontecer de las palabras, y tan peregrina acción iba acompañada de un gran placer nunca antes conocido, con el final resultado de la misteriosa aparición de un cuerpo, a mi parecer, exactísimo. La emoción que allí se me entregaba como ajena, me pertenecía: yo era a la vez la fuente y el sediento.

Recuerdo ahora uno de aquellos días: estoy en una pequeña habitación que da a la anchísima huerta, en la Casa de Retiro de los Jesuitas, situada en el campo valenciano de Alacuás. El espíritu se siente atormentado por unos hostiles Ejercicios Espirituales, sofocantes las oscuras meditaciones, y el muchacho está asomado a una ventana viendo cómo la naturaleza se enciende, después de una tormenta repentina y primaveral, con un sol de resurrección. Han quedado con un nuevo color aparecido las palmeras, más vivos y cercanos los estáticos rosales del paseo, y desde tanto mojado silencio está tornando poco a poco el aroma del azahar de todos los naranjos; parece que la vida fuese sólo ese debilitado olor. Cuando aquella tarde definitivamente caía, el poema estaba acabado: y ante mi asombro era en él donde yo descubría la única realidad acontecida. El muchacho había sido el mágico creador de la tarde, y por ello la sentía como la más hermosa de su vida.”

Lamentablemente no disponemos en nuestras bibliotecas de más obras del premiado que ésta que hemos citado. Pero sí que tenemos estas otras disponibles en la Biblioteca Digital:

 

Os dejamos por último un fragmento de “El porqué de las palabras“, poema con el que concluye su antología “Selección propia” y que pertenece a “Insistencias de Luzbel“, del año 1977.

EL PORQUÉ DE LAS PALABRAS

No tuve amor a las palabras;
si las usé con desnudez, si sufrí en esa busca,
fue por necesidad de no perder la vida,
y envejecer con algo de memoria
y alguna claridad.

(…)

Las palabras separan de las cosas
la luz que cae en ellas y la cáscara extinta,
y recogen los velos de la sombra
en la noche y los huecos;
mas no supieron separar la lágrima y la risa,
pues eran una sola verdad,
y valieron igual sonrisa, indiferencia.

Todo son gestos, muertes, son residuos.
Mirad al sigiloso ladrón de las palabras,
repta en la noche fosca,
abre su boca seca, y está mudo.

Cordobeses: en estos solemnísimos momentos…

Posteado el: octubre 21st, 2020, por admin

Bando Municipal de 1868

Cordobeses: en los solemnísimos momentos, á raiz de las escepcionales circunstancias por las que nuestra ciudad ha pasado…

En nuestra constante labor de actualización y mejora del catálogo de nuestros fondos acabamos de acometer el estudio de la amplia colección de libros, folletos y obras seriadas editadas por el Ayuntamiento de Córdoba. Toda esta colección ha sido sometida a un proceso de recatalogación y homogenización de los registros en Absys, concretándonos en el periodo más antiguo comprendido entre el año 1628, fecha del impreso más antiguo del conjunto conservado, y 1935, año de los folletos correspondientes a la II República.

Como curiosidad, analizando las distintas tipologías de impresos generados por el Ayuntamiento, hay que reseñar un documento de 1868. Es el único bando municipal para exposición pública que conserva en sus fondos la Biblioteca Central. Está firmado por el Conde de Robledo, quien agradece a los vecinos de la ciudad el trato que han dispensado a las tropas liberales, estando fechado el 3 de octubre en las casas Consistoriales. Anteriormente, el 28 de septiembre de 1868, las tropas de Isabel II se habían enfrentado a los liberales en la Batalla del Puente de Alcolea.

Sobre los bandos municipales puntualizamos que:

  • Son documentos a través de los cuales una Corporación municipal se comunica con los vecinos.
  • En otras etapas históricas, solían leerlos los pregoneros en determinados lugares de la ciudad, pues era muy alta la tasa de analfabetos.
  • Generalmente estos documentos no se conservaban en su momento, tenían un carácter efímero. Hoy en las instituciones culturales, archivos, museos y bibliotecas de ciudades y pueblos se han preservan una pequeña parte de esta serie documental, que conforman la historia y el patrimonio cultural de una localidad.

Pero al margen de esta curiosidad, os dejamos aquí el enlace para descargar el documento “Publicaciones impresas editadas por el Ayuntamiento de Córdoba: 1628-1935” donde además de un comentario sobre el trabajo elaborado, que incluye un estudio sobre la evolución histórica de los municipios en España, se acompaña un anexo con las 103 obras en nuestra colección.

Pedro Roso, maestro de poetas y pensador audaz e inquisitivo, fallece a los 67 años de edad

Posteado el: octubre 14th, 2020, por admin

Este lunes a los 67 años ha fallecido Pedro Roso (Córdoba, 1953-2020), profesor, ensayista, crítico literario, poeta, antólogo, editor, autor de estudios de literatura contemporánea, considerado maestro de toda una generación de poetas y figura clave para entender la cultura cordobesa de finales del S. XX y principios del XXI.

Si usted ha leído a autores como Pablo García Casado, Eduardo García, Antonio Luis Ginés, Federico Abad, Javier Fernández, Salvador Gutiérrez Solís, Vicente Luis Mora, José Luis Amaro, Manuel Lara Cantizzani, Ana Belén Ramos, Joaquín Pérez Azaustre, José Luis Rey, Juan Antonio Bernier, Carlos Pardo, Rafael Antúnez, Rafael Espejo, Juan Carlos Reche, Carmen Vadillo, Raúl Alonso, José Daniel García, Antonio Agredano, Nacho Montoto, Luis Amaro, Elena Medel, Alejandra Vanessa, María González, Mertxe Manso, Luis Gámez, Sara Toro…reconocerá que en todos ellos, hay algo de Roso.

Durante su etapa como Director de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Córdoba (1989-1995), destacó su labor por el impulso de la cultura desde el Aula de Poesía del Potro en torno a la cual se desarrollaron múltiples iniciativas relacionadas con la lectura, la escritura y la edición, germen de la extraordinaria revitalización poética que en los noventa y primera década de 2000, se produce en la ciudad.

De su gestión como técnico municipal es muy importante resaltar también, la elaboración del informe que haría que el entorno de la Mezquita-Catedral de Córdoba fuera declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en diciembre de 1994. Expediente elaborado en 21 días, con un equipo formado por los profesores de la Universidad Pedro Ruiz y Ángel Estévez, Rafael Ruiz, bibliotecario municipal, Juan Serrano, entonces arquitecto municipal, los arquitectos de la Mezquita, Gabriel Rebollo y Gabriel Ruz Cabrero y el geógrafo de la Gerencia Municipal de Urbanismo, Francisco García Verdugo.

Siempre activo e implicado en múltiples proyectos culturales, entre 2010 y 2017 creó la serie Almanaque, una tarjeta con texto e imagen que distribuía por email y que superó las noventa entregas.

Entre enero de 2011 y noviembre de 2013 edita Casa de paso, un blog dedicado a la literatura, la crítica cultural y la actualidad sociopolítica.

Ha firmado, entre otras, las siguientes obras:

Quince años de (joven) poesía en Córdoba : (1968-1982) / [compilador], Pedro Roso. — Córdoba : Diputación Provincial, 1984. [DISPONIBLE EN NUESTRA BIBLIOTECA]
Entre España y México / Pedro Garfias ; [introducción y selección de poemas, Pedro Roso]. — Córdoba : Ayuntamiento de Córdoba, Área de Cultura, 1989. [DISPONIBLE EN NUESTRA BIBLIOTECA]
La otra sentimentalidad de Luis García Montero / Pedro Roso. — Córdoba : Francisco y Gálvez, 1993. [DISPONIBLE EN NUESTRA BIBLIOTECA]
Áula de poesía [de la] Posada del Potro / [dirige Pedro Roso ; organiza, Área de Cultura y Educación del Ayuntamiento de Córdoba. — Córdoba : Ayuntamiento de Córdoba, 1993.
Tiempo de desaliento / Rafael Balsera del Pino ; prólogo de Pedro Roso ; epílogo de Carlos Castilla del Pino.– 1ª ed. — Madrid : Huerga y Fierro, 1999. [DISPONIBLE EN NUESTRA BIBLIOTECA]
Córdoba : Patrimonio de la Humanidad / Textos: Pedro Roso ; Fotografías: Álvaro Holgado y Manuel Pijuán. — Córdoba : Patronato Provincial de Turismo, [200-?] [DISPONIBLE EN NUESTRA BIBLIOTECA]
Escatofago : (1968-1972) / Fernando Merlo ; edición de Pedro Roso y Gloria Merlo. — Málaga : Centro Cultural de la Generación del 27, 2004. [DISPONIBLE EN NUESTRA BIBLIOTECA]
La enfermedad, la muerte, la poesía : notas y poemas para una exposición / [selección y prólogo de Pedro Roso]. — [Córdoba] : Ayuntamiento de Córdoba : Vimcorsa, D.L. 2009. [DISPONIBLE EN NUESTRA BIBLIOTECA]
Pablo García Baena : rumor oculto : [exposición] / [coordinador general del homenaje Juan Carlos Limia ; textos José María Baez, Pedro Roso ; fotografías Álvaro Holgado]. — [Córdoba] : Ayuntamiento de Córdoba ; [Sevilla] : Consejería de Cultura, D.L. 2009.
La misa de Andrés Bruma / Rafael Balsera del Pino ; edición de Pedro Roso ; prólogo de Francisco Moreno Gómez. — [Sevilla] : Consejería de Cultura, D.L. 2009. [DISPONIBLE EN NUESTRA BIBLIOTECA]
Antología poética / Ricardo Molina. (Hiperión, 2017)
Viajando con los pies vendados / José María Báez ; [prólogo de Pedro Roso]. — [Córdoba?] : [s.n.], D.L. 2016 (Córdoba : Imprenta Luque) [DISPONIBLE EN NUESTRA BIBLIOTECA]
Figuraciones y sospechas / Pedro Roso. — Sevilla : La isla de Siltolá, 2016.
Las canciones y poemas de raroluna / Pedro Roso. Utopía, 2020.

¿Cómo sacar el mejor provecho a nuestra Biblioteca Digital?

Posteado el: junio 24th, 2020, por admin

 

Acceder a nuestra Biblioteca Digital es bien fácil. Se puede hacer, por ejemplo,  pinchando en este enlace.

https://rmbco.odilotk.es/

 

Pero acceder a todo su contenido no resulta tan evidente.

 

Cuando se accede a ella, lo primero que se ve son los carruseles de novedades. Pinchando en los botones de derecha e izquierda de cada uno de ellos se podrán visualizar todos los libros que componen cada carrusel.

Sin embargo, la inmensa mayoría de los documentos disponibles en la biblioteca digital no son visibles a través de estos carruseles. Para acceder a ellos hay que realizar una búsqueda.

Para ello pinchamos en el icono de la lupa arriba a la derecha.

Para buscar una obra en concreto, escribiremos el título. También podremos buscar por autor, por editorial, por materia, etc.

Por otra parte, una vez hayamos pinchado en la lupa, veremos que se ha desplegado hacia abajo un listado con el nombre de los autores con más presencia en la biblioteca digital. En un primer momento aparecen los 5 con más obras, pero podemos pinchar en “Ver +” y luego en “Ver todos” para que nos aparezca la relación de todos los autores con al menos una obra en la biblioteca.

De la misma manera podremos proceder con la materia y con la editorial.

Si estamos identificados, una vez hallamos hecho una búsqueda infructuosa veremos por debajo de la relación de obras ofrecidas por la plataforma (pues suelen salirnos obras con coincidencia en parte del título o autor) un botón que nos ofrece la posibilidad de realizar una sugerencia de compra.

Tras pinchar en “SÍ”, se nos abrirá una nueva ventana donde, además de algunos títulos relacionados con nuestra anterior búsqueda infructuosa, tendremos la posibilidad de realizar una nueva búsqueda.

Si encontramos la obra que buscábamos, entonces podremos hacer la sugerencia de compra.

Si se llegara a adquirir esta obra, el usuario recibirá en su momento un correo notificando su disponibilidad.

 

Préstamos 

Los préstamos se realizan por un periodo de hasta 21 días y en un número máximo de 3.

Pueden ser ojeados antes de solicitar el préstamo pinchando en “Vista previa” e igualmente pueden ser devueltos antes de que se cumplan los 21 días.

Una vez nos hayamos prestado un libro podremos:

  • leerlo en la llamada “Nubereader“; lo más aconsejable si vamos a hacerlo siempre en un lugar con conexión a internet, pues dispondremos de más funcionalidades
  • descargarlo para Adobe Digital Editions; imprescindible para leerlo sin conexión (ver página de ayuda de la plataforma)

Para poder acceder a los préstamos es necesario identificarse con unos datos de acceso, que son:

  • correo electrónico (el que tengamos dados de alta en la biblioteca, y en eBiblio)
  • contraseña personal

Si se desconocen estos datos, hay que contactar con la biblioteca.

 

Aplicación para dispositivos móviles

Disponemos de una aplicación para dispositivos móviles que se puede descargar desde los market de GooglePlay, Apple y Microsoft.

Su nombre es “Biblioteca Digital de la RMB-Córdoba” en GooglePlay y Microsof, y “Biblioteca Digital Córdoba” en AppleStore.

Su icono, para que la reconozcáis fácilmente es

 

Esta aplicación de lectura permite tomar en préstamo cualquier título disponible en el catálogo de la biblioteca digital y descargarlo al dispositivo móvil.

La aplicación posee una interfaz sencilla y fácil de usar.

Desde la app se puede:

  • navegar por el catálogo,
  • realizar préstamos y reservas,
  • leer online y
  • descargar libros para leer sin conexión a internet (en dispositivos compatibles con Adobe DRM; no es posible en Kindle).

El lector que incluye la aplicación permite personalizar la lectura cambiando el tipo, tamaño y espaciado de la letra. Además permite ajustar el brillo de la pantalla y seleccionar el color del fondo.

También permite la navegación a través del indice de la obra, así como fijar marcadores o poner notas al texto.

Es posible enlazar hasta un máximo de 6 dispositivos diferentes, iniciando la lectura en cualquiera de ellos y continuando en otro diferente retomándola en el punto exacto en que se había dejado.

La aplicación está disponible en los siguientes markets:

 

Se cumplen 10 años de ausencia de José Saramago

Posteado el: junio 18th, 2020, por admin

El 18 de junio del año 2010, hoy hace justamente 10 años, falleció José Saramago en Tías, Lanzarote, lugar al que el gran escritor se había mudado en el año 1991 tras la publicación y censura en Portugal de su obra “El evangelio según Jesucristo“.

Pero como dijimos en aquel momento en este mismo blog, “Saramago no ha muerto, no puede morir mientras su obra siga viva entre nosotros y nos siga alimentando“.

 

 

Sus cenizas alimentan este olivo; sus obras, nuestro espíritu

 

Y así es. Ahí está para nuestro crecimiento y disfrute su magnífica obra caracterizada a la vez por una imaginación desbordante sin abandono de la realidad como sustrato; por una inclinación crítica llena de ironía, por una sencillez a la vez plena de vocación experimentadora; por un universalismo definitivamente reconocido en 1998 con el Premio Nobel de Literatura.

Nuestro mejor recuerdo es volver a leerlo.

Como hacemos siempre, os dejamos aquí el listado de sus obras en la Biblioteca Central y en la Biblioteca Norte, las únicas que desgraciadamente tenemos abiertas al día de hoy.

También, un par de textos muy breves, pero que nos ayudan, en su concisión, a mejor entender a este gran escritor y a su obra:

  • el primero es un fragmento del prólogo firmado por su mujer Pilar del Río a la obra Una guía para leer a José Saramago . De la estatua a la piedra. El autor se explica, Afaguara. 2014. [Esta obra es consultable en google books]
  • el segundo es uno de sus más breves cuentos titulado La falsa locura de Alonso Quijano [tomado de la web Ciudad Seva]

 

Por qué De la estatua a la piedra

“(…) sus libros se fueron desnudando, cada vez se hacían más sobrios sin perder la belleza del tiempo en que creía que para explicarse debía narrar lo que veía y también lo que se escondía en los pliegues de las formas.  (…) supo que lo que le interesaba de verdad era describir el interior de la piedra, en la certeza de que de esta manera las grandes cuestiones podrían ser acometidas y, tal vez, desveladas. Meses antes de morir, José Saramago escribió Caín, una novela sorprendente, línea recta y ficción pura, que recorre aspectos fundamentales de la Biblia narrados con la ambición de que nada quede por decir. El final de ese libro podría ser el final de la trayectoria del escritor José Saramago: «La historia ha acabado, no habrá nada más que contar».”

Pilar del Río

La falsa locura de Alonso Quijano

Don Quijote no está loco: simplemente finge una locura. No tuvo otro remedio que obligarse a cometer las acciones más disparatadas que le pasasen por la mente para que los demás no alimentaran ninguna duda acerca de su estado de alienación mental. Solo fingiéndose loco podía haber atacado a los molinos, solo atacando a los molinos podría esperar que la gente lo considerara loco. En virtud de esa genial simulación de Cervantes, el bueno de Alonso Quijano, convertido en don Quijote, consiguió abrir la puerta que todavía le estaba faltando: la de la libertad. La curiosidad lo empujó a leer, la lectura lo hizo imaginar, y ahora, libre de las ataduras de la costumbre y de la rutina, ya puede recorrer los caminos del mundo, comenzando por estas planicies de La Mancha, porque la aventura —bueno es que se sepa— no elige lugares ni tiempos, por más prosaicos y banales que sean o parezcan. Aventura que, en este caso de don Quijote, no es solo de la acción, sino también, y principalmente, de la palabra.

José Saramago

 

Relación de obras de José Saramago en las Bibliotecas Central y Norte

Caín / José Saramago ; traducción de Pilar del Río.

Norte OL N-SAR-cai

Casi un objeto / José Saramago ; traducción de Eduardo Naval.

Central OL N-SAR-cas

Claraboya / José Saramago ; traducción de Pilar del Río.

Central OL N-SAR-cla
Norte OL N-SAR-cla

De este Mundo y del Otro / José Saramago ; traducción, Basilio Losada.

Central OL O-SAR-des

El año de la muerte de Ricardo Reis / José Saramago.

Central OL N-SAR-año
Norte OL N-SAR-año

El Cuento de la isla desconocida / Jose Saramago ; [traduccion, Pilar del Rio ; ilustraciones, Manuel Estrada].

Central OL N-SAR-cue
Norte OL N-SAR-cue

El evangelio según Jesucristo / José Saramago ; traducción de Basilio Losada.

Central OL N-SAR-eva

El hombre duplicado / [José Saramago] ; traducción de Pilar del Río.

Central OL N-SAR-hom
Norte OL N-SAR-hom

El viaje del elefante / José Saramago ; traducción, Pilar del Río. I. Título

Central OL N-SAR-via

Ensayo sobre la ceguera / José Saramago ; [de la traducción, Basilio Losada].

Central OL N-SAR-ens
Norte OL N-SAR-ens

Ensayo sobre la lucidez / José Saramago ; traduccion de Pilar del Rio.

Central OL N-SAR-ens
Norte OL N-SAR-ens

Historia del cerco de Lisboa / Josçe Saramago

Central OL N-SAR-his

Iberoamérica ante el siglo XXI / Rosa Conde y Alfonso Gamo (eds.) ; José Saramago … [et al.].

Norte PRE 316-CON-ibe

La balsa de piedra / José Saramago ; [traducción, Basilio Losada].

Central OL N-SAR-bal .

La caverna / José Saramago ; traducción, Pilar del Río.

Central OL N-SAR-cav
Norte OL N-SAR-cav

Las intermitencias de la muerte / José Saramago ; traducción de Pilar del Río.

Central OL N-SAR-int
Norte OL N-SAR-int

Las maletas del viajero : crónicas / José Saramago ; traducción de Basilio Losada.

Central OL O-SAR-mal

Las pequeñas memorias / José Saramago ; traducción Pilar del Río.

Central OL N-SAR-peq

Levantado del suelo / José Saramago.

Central OL N-SAR-lev

Manual de pintura y caligrafía / José Saramago.

Central OL N-SAR-man

Memorial del convento / José Saramago.

Central OL N-SAR-mem
Norte OL N-SAR-mem

Nuestro libro de cada día / José Saramago (Transcripción fiel del pregón de la Feria del Libro de Granada de 1999)

Norte OL O-SAR-nue

Poesía completa / José Saramago ; traducción de Ángel Campos Pámpano.

Central OL P-SAR-poe

Todos los nombres / José Saramago ; traducción de Pilar del Río.

Central OL N-SAR-tod
Norte OL N-SAR-tod

Una balsa de piedra camino a Haití / José Saramago.

Norte OL N-SAR-bal

Viaje a Portugal / José Saramago ; traducción de Basilio Losada ; prólogo de Claudio Magris.

Central VIA L-Europa-sar
Norte OL N-SAR-via

 

BIOGRAFÍAS

José Saramago : un hombre llegado a una isla / Fernando Goméz Aguilera.

Central BIO B-SAR-gom

Saramago por José Saramago / [edición] Joan Morales Alcudia [; prólogo de Julio Anguita].

Central BIO B-SAR-sar
Norte BIO B-SAR-sar

 

CINE

A ciegas / director Fernando Meirelles ; José Saramago ; música Marco Antonio Guimaraes.

Central V C-S-aci

 

LIBRO INFANTILES

 El silencio del agua / José Saramago ; ilustraciones, Manuel Estrada.

Central IAM I1-SAB-213

La flor más grande del mundo / José Saramago ; ilustración, Joao Caetano.

Central IVE I2-MUN-65
Norte IAM I1-SAR-flo

Avilés y el fondo de Colonias de Ultramar (Cuba y Filipinas) de la Biblioteca Municipal de Córdoba

Posteado el: mayo 8th, 2020, por admin

La Red Municipal de Bibliotecas de Córdoba posee una numerosa colección de libros que forman parte del Patrimonio Bibliográfico Español. Además del valioso Fondo Antiguo (hasta 1800), hay que reseñar un interesante Fondo Histórico, correspondiente a aquellas obras del denominado periodo de la imprenta mecánica. Estas últimas son el producto de un trabajo en el que el material y los procesos son ya de tipo industrial. Sobresale por su rareza una colección de libros que tratan el tema colonial de las regiones de Ultramar, datada en las últimas décadas del siglo XIX. Este fondo es producto de la donación de la biblioteca particular de Ángel Avilés Merino a la Biblioteca Municipal de Córdoba (1922), actualmente conservado en la Biblioteca Central.

Hasta la fecha se han recatalogado todas sus obras anteriores a 1800, sumando un total de 94 ejemplares, y otros 530 pertenecientes al fondo histórico, quedando aún por describir gran número de libros siglo XIX. Por su singularidad, destaca la Colección de Ultramar, en total 94 ejemplares de tema filipino- cubano, procedentes de su etapa como director general.

Retrato de A. Avilés por Mejia Márquez

Retrato de A. Avilés por Mejia Márquez

La temática de esta Colección de Ultramar es bastante amplia: libros de derecho y legislación relativas a estas colonias (penal, civil, administrativo…); enseñanza (desde catecismo hasta catálogos de bibliotecas); ensayos políticos para conocer la realidad Filipina; lenguas y diccionarios indígenas; antropología filipina; conferencias y discursos dados en Filipinas o Cuba en esos años por personalidades relevantes; y novelas y poesías publicadas en la Habana, Manila o Madrid. Estos ejemplares raros se conservan, en parte, en grandes bibliotecas como la Biblioteca Nacional de España, Biblioteca del Estado Berlín, en la Biblioteca de Congreso de Washington o en la Biblioteca Especializada de AECID pero la rareza es encontrarlos en una biblioteca municipal. Esto se debe al fuerte vínculo de Ángel Avilés con su ciudad natal.

Ángel Avilés Merino había nacido en Córdoba el año 1848. Había estudiado, primero en su ciudad natal, Instituto Provincial de Córdoba, y después en Granada, Facultad de Derecho. Con posterioridad, se encausó en la carrera administrativa, llegando a ser Director General de la Administración Civil en Filipinas entre 1893 y 1895, bajo el ministerio de Víctor Balaguer.

Balaguer estaba bastante interesado en el asunto filipino, enfocándolo hacia un desarrollo económico de las islas e impulsar, también, las relaciones hispano-filipinas en base al mestizaje. Estimuló el desarrollo artístico, artesanal, agrícola y comercial de las islas y, también, un conocimiento más profundo de la singularidad de las mismas. A este respecto, propicio la Exposición General de las Islas Filipinas, celebrada en Madrid en 1887 y que fue todo un éxito, por lo que el ministro se propuso repetir las muestras con exposiciones especializadas de temas filipinos cada 3 o 5 años. Para ello nombró a Ángel Avilés Director General de la Administración Civil, quien organizó la Exposición Regional Filipina de 1895.

Según Sánchez Gómez, el talante abierto y liberal del Director fue primordial en el feliz desenlace de la presentación. Terminada esta gestión, Ángel Avilés regreso a Madrid, detentando otros cargos políticos como el nombramiento de Senador (1901). Así, es necesario comentar la existencia de un álbum con recortes de artículos periodísticos que se conserva en la Biblioteca, que debió de organizar el mismo Avilés (FA-0105-5-023)

La política de renovación colonial desarrollada desde el Ministerio de Ultramar en esos últimos años, se concretó en la mejora de las relaciones económicas, políticas y administrativas con Filipinas. Pero España era ya una potencia de segundo orden. Poseía aún dos ricos enclaves, las islas en las Antillas y las del Pacífico, que eran anheladas por otros imperios coloniales. El desenlace, conocido por todos, fue la pérdida de las colonias.

Ángel Avilés murió en Madrid en 1924. En una semblanza se reseñó que fue político, poeta, periodista, pintor, crítico de arte, traductor de obras inglesas y almenas, bibliófilo y coleccionista de pinturas. Años antes, en 1922 había donado al Museo Provincial de Bellas Artes de Córdoba su colección de pinturas y a la Biblioteca Municipal Córdoba, su biblioteca.

Desde la Red Municipal de Bibliotecas de Córdoba, invitamos a que consulten en nuestro catálogo la Bibliografía “Colección Ultramar. Cuba y Filipinas”

Córdoba mayo 2020
Mª Dolores López-Mezquita

En torno al bienser. Antología / Emilio Lledó

Posteado el: abril 24th, 2020, por admin

Este año, por las circunstancias que todos conocemos, no se ha podido celebrar en su fecha la Feria del Libro de Córdoba.

Dentro de las tradicionales actividades que se desarrollaban en su contexto estaba la elección por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía de un autor reconocido y de la edición de un librito no venal con una selección de su obra que se repartía a los asistentes a la feria.

Este librito también solía estar disponible, durante la duración de la feria, en todas nuestras bibliotecas para que lo retiraran libremente nuestros usuarios.

Pues bien, este año, (podríamos decir que como tantas otras cosas) no hay libro físico pero sí virtual.

Aquí os dejamos el enlace para que podáis descargar la obra de este año:

 

En torno al bienser. Antología

Emilio Lledó

Esta antología se convierte en un reflejo de lo mejor de Emilio Lledó, una representación de algunos de los temas que le obsesionan y sobre los que ha reflexionado durante toda su vida. En ella, se muestra a un lúcido ciudadano preocupado por el devenir de su tiempo y por temas como la educación, el estado de las humanidades, la memoria, la corrupción política, la xenofobia, la libertad o el lenguaje.

23 de abril; Día Mundial del Libro: seleccionamos fragmentos de El Quijote

Posteado el: marzo 27th, 2020, por admin

El 23 de abril de cada año se celebra el Día Mundial del Libro.

Este año, sin lugar a dudas, va a ser una celebración muy diferente; y esperemos no tener que hacer un recuento muy negativo llegada esa fecha.

Para intentar vivir con normalidad, dentro de lo extremo de nuestras circunstancias actuales, la aproximación de esa fecha, hemos pensado hacer, como es tradicional en nuestro país, una actividad en torno al Quijote.

Se trataría de que entre todos y todas hagamos una selección de los fragmentos de El Quijote que más nos gustan. No valdría decir “pues a mí me gusta el capítulo tal…” o algo así.

Habría que seleccionar un párrafo, o mejor aún, una frase. Eso sí, nos deberéis decir a qué capítulo pertenecen.

Os proponemos que leáis y/o toméis los textos de esta página del Instituto Cervantes:

Los fragmentos que nos vayáis enviando los iremos poniendo aquí en el blog, y con ellos obtendremos nuestro particular “Quijote cooperativo”.

Podéis enviarlos a biblioteca.actividades@cordoba.es

Comenzaremos, como no podía ser menos, con el más universal de los comienzos de novela:

En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Una olla de algo más vaca que carnero, salpicón las más noches, duelos y quebrantos los sábados, lantejas los viernes, algún palomino de añadidura los domingos, consumían las tres partes de su hacienda.

 

1ª Parte del Quijote


José Manuel Álvarez, nuestro compañero bibliotecario de El Higuerón, nos manda este fragmento en el que aparece nombrada la plaza del Potro de Córdoba.

 1ª Parte; Capítulo 3 

El ventero, que, como está dicho, era un poco socarrón y ya tenía algunos barruntos de la falta de juicio de su huésped, acabó de creerlo cuando acabó de oírle semejantes razones, y, por tener qué reír aquella noche, determinó de seguirle el humor; y así, le dijo que andaba muy acertado en lo que deseaba y pedía y que tal prosupuesto era propio y natural de los caballeros tan principales como él parecía y como su gallarda presencia mostraba; y que él, ansimesmo, en los años de su mocedad, se había dado a aquel honroso ejercicio, andando por diversas partes del mundo buscando sus aventuras, sin que hubiese dejado los Percheles de Málaga, Islas de Riarán, Compás de Sevilla, Azoguejo de Segovia, la Olivera de Valencia, Rondilla de Granada, Playa de Sanlúcar, Potro de Córdoba y las Ventillas de Toledo, y otras diversas partes, donde había ejercitado la ligereza de sus pies y sutileza de sus manos, haciendo muchos tuertos, recuestando muchas viudas, deshaciendo algunas doncellas y engañando a algunos pupilos, y, finalmente, dándose a conocer por cuantas audiencias y tribunales hay casi en toda España; y que, a lo último, se había venido a recoger a aquel su castillo, donde vivía con su hacienda y con las ajenas, recogiendo en él a todos los caballeros andantes, de cualquiera calidad y condición que fuesen, sólo por la mucha afición que les tenía y porque partiesen con él de sus haberes, en pago de su buen deseo. Díjole también que en aquel su castillo no había capilla alguna donde poder velar las armas, porque estaba derribada para hacerla de nuevo; pero que, en caso de necesidad, él sabía que se podían velar dondequiera, y que aquella noche las podría velar en un patio del castillo; que a la mañana, siendo Dios servido, se harían las debidas ceremonias, de manera que él quedase armado caballero, y tan caballero, que no pudiese ser más en el mundo.

 


Nos envía este otro fragmento Margarita Ferre, del Club de Lectura de Norte.

 1ª Parte; Capítulo 10 

“Es un bálsamo -respondió don Quijote-, de quien tengo la receta en la memoria, con el cual no hay que tener temor a la muerte, ni hay pensar morir de ferida alguna. Y ansí, cuando yo le haga y te le dé, no tienes más que hacer sino que, cuando vieres que en alguna batalla me han partido por medio del cuerpo (como muchas veces suele acontecer), bonitamente la parte del cuerpo que hubiere caído en el suelo, y con mucha sotileza, antes que la sangre se yele, la pondrás sobre la otra mitad que quedare en la silla, advirtiendo de encajallo igualmente y al justo; luego me darás a beber solos dos tragos del bálsamo que he dicho, y verásme quedar más sano que una manzana.

 


Concha Casado, del Club de Lectura “Secunda Romana” de Arrabal del Sur, nos manda el siguiente poema.

 1ª Parte; Capítulo 14

Yace aquí de un amador
el mísero cuerpo helado,
que fue pastor de ganado,
perdido por desamor.
Murió a manos del rigor
de una esquiva hermosa ingrata,
con quien su imperio dilata
la tiranía de Amor.

 


Laura Muñoz Cepeda, responsable de nuestra Biblioteca Norte, ha seleccionado un fragmento que corresponde al monólogo de la Bella Marcela.

1ª Parte; Capítulo 14

“… y fue que, por cima de la peña donde se cavaba la sepultura pareció la pastora Marcela, tan hermosa, que pasaba a su fama su hermosura. Los que hasta entonces no la habían visto la miraban con admiración y silencio …

… Yo nací libre, y para poder vivir libre escogí la soledad de los campos: los árboles destas montañas son mi compañía; las claras aguas destos arroyos mis espejos; con los árboles y con las aguas comunico mis pensamientos y hermosura. Fuego soy apartado y espada puesta lejos. A los que he enamorado con la vista he desengañado con las palabras; y si los deseos se sustentan con esperanzas, no habiendo yo dado alguna a Grisóstomo, ni a otro alguno, en fin, de ninguno dellos, bien se puede decir que antes le mató su porfía que mi crueldad. Y si se me hace cargo que eran honestos sus pensamientos, y que por esto estaba obligada a corresponder a ellos, digo que cuando en ese mismo lugar donde ahora se cava su sepultura me descubrió la bondad de su intención, le dije yo que la mía era vivir en perpetua soledad…”

 


Concha Ferre, también del Club de Lectura Norte, nos ha enviado el siguiente fragmento.

1ª Parte; Capítulo 18

-¡Qué poco sabes, Sancho -respondió don Quijote-, de achaque de caballería! Calla y ten paciencia; que día vendrá donde veas por vista de ojos cuán honrosa cosa es andar en este ejercicio. Si no, dime: ¿qué mayor contento puede haber en el mundo, o qué gusto puede igualarse al de vencer una batalla y al de triunfar de su enemigo? Ninguno, sin duda alguna.

-Así debe de ser -respondió Sancho-, puesto que yo no lo sé; sólo sé que después que somos caballeros andantes, o vuestra merced lo es (que yo no hay para qué me cuente en tan honroso número), jamás hemos vencido batalla alguna, si no fue la del vizcaíno, y aun de aquélla salió vuestra merced con media oreja y media celada menos; que después acá todo ha sido palos y más palos, puñadas y más puñadas, llevando yo de ventaja el manteamiento, y haberme sucedido por personas encantadas, de quien no puedo vengarme, para saber hasta dónde llega el gusto del vencimiento del enemigo, como vuestra merced dice.

 


Asun Villalba nos selecciona este otro fragmento.

1ª Parte; Capítulo 18

“-Sábete, Sancho, que no es un hombre más que otro si no hace más que otro. Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas; porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aquí se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien está ya cerca.”

 

 


Francisco M. Ropero, como coordinador del club de lectura Nuevo Poniente nos manda el fragmento.

1ª Parte; Capítulo 21

Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias todas, especialmente aquel que dice: “Donde una puerta se cierra, otra se abre”. Dígolo porque si anoche nos cerró la ventura la puerta de la que buscábamos, engañándonos con los batanes, ahora nos abre de par en par otra, para otra mejor y más cierta aventura; que si yo no acertare a entrar por ella, mía será la culpa, sin que la pueda dar a la poca noticia de batanes ni a la escuridad de la noche. Digo esto porque, si no me engaño, hacia nosotros viene uno que trae en su cabeza puesto el yelmo de Mambrino, sobre que yo hice el juramento que sabes.

 


Otra frase, ésta seleccionada por el club de lectura de Moreras.

1ª Parte; Capítulo 32

Y como el Cura dijese que los libros de caballerías que don Quijote había leído le habían vuelto el juicio, dijo el ventero:

-No sé yo cómo puede ser eso; que en verdad que, a lo que yo entiendo, no hay mejor letrado en el mundo, y que tengo ahí dos o tres dellos, con otros papeles, que verdaderamente me han dado la vida, no sólo a mí, sino a otros muchos; porque cuando es tiempo de la siega, se recogen aquí las fiestas muchos segadores, y siempre hay algunos que saben leer, el cual coge uno destos libros en las manos, y rodeámonos dél más de treinta, y estámosle escuchando con tanto gusto, que nos quita mil canas; a lo menos, de mí sé decir que cuando oyo decir aquellos furibundos y terribles golpes que los caballeros pegan, que me toma gana de hacer otro tanto, y que querría estar oyéndolos noches y días.

-Y yo ni más ni menos -dijo la ventera-; porque nunca tengo buen rato en mi casa sino aquel que vos estáis escuchando leer; que estáis tan embobado, que no os acordáis de reñir por entonces.

 

2ª Parte del Quijote


A través de Instagram, hemos recibido la colaboración de @bejar10alex.

 2ª Parte; Capítulo 6

“Al caballero pobre no le queda otro camino sino el de la virtud, siendo afable, bien criado, cortés y comedido, y oficioso, no soberbio, no arrogante, no murmurador, y, sobre todo, caritativo”

 


Paqui Martos, compañera bibliotecaria de la Central, ha seleccionado el siguiente fragmento.

2ª Parte; Capítulo 11

Pensativo además iba don Quijote por su camino adelante, considerando la mala burla que le habían hecho los encantadores volviendo a su señora Dulcinea en la mala figura de la aldeana, y no imaginaba qué remedio tendría para volverla a su ser primero; y estos pensamientos le llevaban tan fuera de sí, que sin sentirlo soltó las riendas a Rocinante, el cual, sintiendo la libertad que se le daba, a cada paso se detenía a pacer la verde yerbaI de que aquellos campos abundaban. De su embelesamiento le volvió Sancho Panza, diciéndole:

—Señor, las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres, pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias: vuestra merced se reporte, y vuelva en sí, y coja las riendas a Rocinante, y avive y despierte, y muestre aquella gallardía que conviene que tengan los caballeros andantes. ¿Qué diablos es esto?…

 


Otro fragmento, éste muy cortito, que nos envía Isabel Franco Ávila.

2ª Parte; Capítulo 25

“El que lee mucho y anda mucho, amigo Sancho, ve mucho y sabe mucho”

 


Eugenia López Carpio nos envía este fragmento en el que la Duquesa habla de la famosa inversión de roles de los personajes del Quijote.

2ª Parte, Capítulo 33

De lo que el buen Sancho me ha contado me anda brincando un escrúpulo en el alma y un cierto susurro llega a mis oídos, que me dice: «Pues don Quijote de la Mancha es loco, menguado y mentecato, y Sancho Panza su escudero lo conoce, y, con todo eso, le sirve y le sigue y va atenido a las vanas promesas suyas, sin duda alguna debe de ser él más loco y tonto que su amo; y siendo esto así, como lo es, mal contado te será, señora duquesa, si al tal Sancho Panza le das ínsula que gobierne; porque el que no sabe gobernarse a sí, ¿cómo sabrá gobernar a otros?»

 


Cristina Cañamero, coordinadora del Club de Lectura de Levante nos manda este otro fragmento. Nos aclara: “Siempre es posible hacer una lectura presentista de el Quijote. Al leer este fragmento es imposible no pensar en nuestros gobernantes actuales o en nuestros aspirantes a políticos”.

2ª Parte; Capítulo 42

Otros cohechan, importunan, solicitan, madrugan, ruegan, porfían, y no alcanzan lo que pretenden, y llega otro y, sin saber cómo ni cómo no, se halla con el cargo y oficio que otros muchos pretendieron; y aquí entra y encaja bien el decir que hay buena y mala fortuna en las pretensiones. Tú, que para mí sin duda alguna eres un porro, sin madrugar ni trasnochar y sin hacer diligencia alguna, con solo el aliento que te ha tocado de la andante caballería, sin más ni más te vees gobernador de una ínsula, como quien no dice nada. Todo esto digo, ¡oh Sancho!, para que no atribuyas a tus merecimientos la merced recebida, sino que des gracias al cielo, que dispone suavemente las cosas, y después las darás a la grandeza que en sí encierra la profesión de la caballería andante.

 


Un fragmento más. Éste nos lo envía Eugenia López Carpio.

 2ª Parte; Capítulo 58

Cuando don Quijote se vio en la campaña rasa, libre y desembarazado de los requiebros de Altisidora, le pareció que estaba en su centro, y que los espíritus se le renovaban para proseguir de nuevo el asumpto de sus caballerías, y, volviéndose a Sancho, le dijo:

-La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres. Digo esto, Sancho, porque bien has visto el regalo, la abundancia que en este castillo que dejamos hemos tenido; pues en metad de aquellos banquetes sazonados y de aquellas bebidas de nieve, me parecía a mí que estaba metido entre las estrechezas de la hambre, porque no lo gozaba con la libertad que lo gozara si fueran míos; que las obligaciones de las recompensas de los beneficios y mercedes recebidas son ataduras que no dejan campear al ánimo libre. ¡Venturoso aquél a quien el cielo dio un pedazo de pan, sin que le quede obligación de agradecerlo a otro que al mismo cielo!

 


Del Club de lectura de Corredera (que coordina Lucía Márquez) nos mandan un par de frases.

2ª Parte; Capítulo 58

“La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos. Con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre”

 

2ª Parte; Capítulo 74

“-¡ Ay! -respondió Sancho, llorando-, No se muera vuesa merced, señor mío, sino tome mi consejo y viva muchos años; porque la mayor locura que puede hacer un hombre en esta vida es dejarse morir (…) Mire, no sea perezoso y levántese de esa cama, y vámonos al campo vestidos de pastores, como tenemos concertado; quizá tras alguna mata hallaremos a la señora Dulcinea desencantada que no hay más que ver. Si es que se muere de pesar de verse vencido, écheme a mí la culpa, diciendo que por haber yo cinchado mal a Rocinante le derribaron; cuanto más que vuesa merced habrá visto en sus libros de caballerías cosa ordinaria derribarse unos caballeros a otros, y el que es vencido hoy ser vencedor mañana”.

Certamen E2M de creación audiovisual juvenil ‘FRONTERAS QUE UNEN’

Posteado el: marzo 10th, 2020, por admin

En Dos Minutos es un concurso de creación audiovisual orientado a jóvenes de entre 12 y 22 años, residentes en España o Portugal.

¿Cómo funciona?

El tema central son las FRONTERAS. Los clips o cortometrajes pueden ser grabados con cámara o smartphone y deben tener una duración máxima de 2 minutos (sin contar los títulos de crédito).

Un jurado valorará la creatividad y originalidad de las propuestas, que deben ser enviadas a través de We Transfer a: en2minutos@fundaciongsr.es

Fecha

Los proyectos deben ser presentados antes del lunes 27 de abril de 2020

En el marco del Proyecto 1234REDES_CON, una iniciativa cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), a través del programa Interreg V‐A España‐Portugal (POCTEP) 2014‐2010, el certamen En 2 minutos pretende estimular la creación de historias audiovisuales escritas, dirigidas y protagonizadas por adolescentes españoles y portugueses de entre 11 y 22 años, y ayudar a visibilizar sus propuestas e inquietudes a través de formatos acordes a sus intereses y hábitos más actuales.
Nace con el objetivo de convertirse en un medio para analizar y conocer el punto de vista de los jóvenes de ambos lados de la frontera hispano‐lusa sobre realidades compartidas. En esta edición todas las propuestas a concurso deben versar sobre un único tema: LASFRONTERAS

Pueden presentarse vídeos grabados con cualquier dispositivo digital, con una duración máxima de 2 minutos, que reflexionen sobre cómo ven estas, qué cambios harían, los sentimientos que despiertan, los mitos y tópicos que siempre han tenido sobre sus vecinos del otro lado,etc…

LOS 12 PUNTOS CLAVE PARA PARTICIPAR

  1. Se establecen 2 categorias de participación: Jóvenes de entre 11 y 15 años / Jóvenes de entre 16 y 22 años
  2. El envío de trabajos para el concurso se realizará a través de We transfer, a la dirección en2minutos@fundaciongsr.es
  3. El vídeo puede estar hospedado en Youtube, Vimeo o Dailymotion; junto a la URL y el clip debe aportarse una serie de dados básicos:
    ‐ Nombre del proyecto
    ‐ Autores del proyecto (Nombre y apeliidos)
    ‐ Ciudad natal y país
    ‐ Fecha de nacimiento
    ‐ Teléfono de contacto
    ‐ Email de contacto
    ‐ Breve descripción del vídeo y personas que participan en él
  4. El plazo de recepción de las propuestas está abierto hasta el lunes 27 de abril de 2020. La aceptación de las bases está confirmada automáticamente con el envío del vídeo a concurso.
  5. Los vídeos deben tener una duración máxima de 2 minutos. Quedarán descalificados aquellos que superen este tiempo.
  6. Todos ellos deben tener un hilo conductor relacionado con el tema LAS FRONTERAS, dejando total libertad a los autores para afrontar su creación audiovisual. Se pretende fomentar un trabajo reflexivo que permita conocer el punto de vista de los jóvenes en torno a problemas sociales vinculados con las fronteras, su visión de los países fronterizos o los modos de vida de aquellos que residen en las proximidades de alguna.
  7. Cada autor/a puede presentar tantos cortometrajes como quiera. Si presenta más de uno, deberá hacerlo por separado. Solo se admiten proyectos rodados en portugués y español.
  8. Es obligatorio aportar todos los campos requeridos para facilitar la identificación de los autores y el posterior contacto en caso de resultar ganador. La organización puede solicitar al autor que demuestre que el trabajo fue realizado por el/ella si hubiera alguna sospecha de plagio, edad incorrecta o copia de otros cortometrajes.
  9. El autor o autores son los únicos responsables del clip y de todo lo que incluya. La organización declina toda responsabilidad legalsobre su contenido.
  10. Los cortometrajes son propiedad exclusiva de sus autores y E2M solo incluye los trabajos en su web o en el canal de Youtube para promocionar cada obra, sin obtener ningún tipo de beneficio a cambio ni adquirir los derechos sobre el mismo.
  11. No serán admitidas a concurso aquellas propuestas que contengan imágenes que el jurado considere violentas, denigrantes, vejatorias o insultantes, o que por cualquier motivo no inherente a la narración, puedan ser de mal gusto o atenten contra los derechos humanos.
  12. El jurado premiará la creatividad, originalidad y composición de los cortos, así como el guion desarrollado y los recursos técnicos.